La Segarra sobre dos ruedas

La Segarra es una comarca del área central de Cataluña. Sus paisajes combinan zonas de bosques con otras de conreo, principalmente de cereal y legumbre, que muestran su asepcto más espectacular en primavera. Aunque está cerca de Barcelona sus connexiones en tren con la capital catalana no siempre son las mejores. Aún así, el tren nos gusta y tiene encanto. Por esto hemos decidido montar nuestras bicis al tren y empezar a recorrer!

Paisaje La Segarra con amapola

Esta ruta nos llevará por dos pequeños valles – el de la riera de Freixenet o Vergós y la del río Sió. Pero aunque hablemos de valles no se trata precisamente de una zona montañosa. De hecho, el desnivel total de la excursión es de poco más de 300 metros positivos. Nada que no podamos superar con un poco de esfuerzo! Además pasaremos por varios pueblos, donde encontraremos dos de los elementos más destacados del patrimonio de esta zona. El primero, la bodega cooperativa de influencia modernista que encontramos en el punto de inicio y final, Sant Guim de Freixenet. El seguno el núcleo de Montfalcó Murallat, una villa amurallada que conserva todo el encanto medieval.

Punto de partida

Nuestra ruta empieza en el municipio de Sant Guim de Freixenet, donde podremos llegar en tren. Desde Barcelona hay tres trenes diarios de ida y tres de vuelta y el trayecto dura poco más de dos horas.

La ruta en bicileta podemos hacerla en cualquiera de los dos sentidos, però en cualquier caso no nos libraremos de la subida final ya que el pueblo está en la cima de una pequeña colina. Os proponemos hacerla en el sentido de las agujas del reloj.

Empezaremos des de la calle principal del pueblo, el carrer Major, e iremos dirección sudoeste dejando a nuestra derecha la bodega modernista. Enseguida veremos que ya estamos saliendo del pueblo -¡es muy pequeño!-; entonces tenemos que desviarnos de la calle principal por nuestra izquierda. Tomaremos un camino de tierra que nos adentra en un pequeño bosque.

A partir de ese momento seguiremos siempre cerca de las vías del tren, cruzándolas y descruzándolas en algun momento. Pasaremos por otros pequeños pueblos, como Sant Guim de la Rabassa y La Rabassa, nos acercaremos a otros sin visitarlos, como Montpalau, y finalmente dejarmos las vías del tren a nuestra izquierda y tomaremos un camino que nos llevará hasta Montfalcó.

Montfalcó Murallat

Montfalcó Murallat, pueblo en la Segarra

Este núcleo forma parte del municipio de les Oluges, que se encuentra a pocos quilómetros. Lo distinguiremos desde lejos porque sus murallas se levantan encima de una pequeña colina. Se trata de una villa medieval amurallada y merece la pena que perdemos un rato merodeando por sus callejuelas. Para ir más cómodos también podemos aparcar las bicis antes de entrar en el pueblo. Dentro de las murallas hay un bar restaurante dónde podemos aprovechar para reponer fuerzas.

Saldremos de Montfalcó en dirección opuesta a la que hemos llegado. El camino en un primer momento parecerá que nos lleva a la carretera C-25, que pasa muy cerca, pero no os asustéis. Cuando parece que irremediablemente tendremos que mezclarnos entre coches y camiones, el camino da un giro hacia la derecha que nos aleja definitivamente  del asfalto. En esta parte de la ruta discurriremos mayoritariamente entre campos de cereales hasta llegar al pueblo de Estarás. En este punto sí que nos veremos obligados a ir por carretera unos pocos metros. Enseguida volveremos a encontrar un sendero que sale a nuestra derecha. Seguiremos pasando entre campos y ahora ya también por algunas zonas de granjas hasta volver a llegar al punto de partida: Sant Guim de Freixenet.

Mejor en primavera

Paisaje de campos en la comarca de la Segarra

Aunque la ruta puede hacerse en cualquier época del año, la belleza del paisaje primaveral en la comarca de la Segarra hace que sin duda esta sea el mejor momento para hacerla. Pasaremos por muchos campos de cultivo, la mayoría de cereales, forrajes y legumbres. La cosecha suele hacerse a principios de verano. Así que si visitamos esta zona entre finales de marzo y junio será cuando más podremos gozar de las vista de los campos en su máximo esplendor punteados por algunas amapolas.

Si a pesar de todo queremos hacer esta ruta en bicicleta en otras épocas del año, debemos ir preparados para soportar las inclemencias meteorológicas. Los veranos en la comarca de la Segarra son tórridos. Evitad las horas centrales del día, protégeos del sol e hidrátaos. En invierno, ten cuidado con la niebla y las heladas, pueden darte un buen susto.

Descubre la comarca de la Segarra

Si más allá de la ruta en bici que os proponemos queréis saber más cosas sobre el pueblo de Sant Guim de Freixenet y sobre la comarca de la Segarra, en la misma estación de tren encontraréis el centro de interpretación de la Segarra, Sikarra Nostra. Se trata de un pequeño espacio desde donde se organizan actividades culturales, rutas de observación de la naturaleza y además venden productos de la zona. Los dueños conocen al dedillo la comarca, así que si tenéis cualquier duda, ¡ellos seguro que saben aclararosla!

Descarga aquí el track completo de esta ruta.

Grupo de ciclistas en la Segarra
Publicado en Cataluña, Destinos, En bici, Rutas y etiquetado .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *