Estrena la temporada de nieve con raquetas

Aprovechando que este año la temporada de nieve ha empezado muy temprano, hemos querido ir a provar a ver qué tal está. Esta vez, optamos por dejar los esquís en casa y animarnos con las raquetas de nieve, que ya habíamos probado alguna vez. Hicimos una ruta circular en la estación de esquí de fondo de Tuixent-La Vansa, en el macizo prepirinaico de Port del Comte. ¡Es una ruta muy fácil y sencilla, apta para todos aquellos que no os habéis puesto nunca unas raquetas en los pies!

Las señales amarillas nos marcan el camino

Caminata para principiantes

En esta ocasión éramos un grupo de cuatro pero no todos estábamos muy acostumbrados a caminar por la montaña ¡y menos con nieve! Así que la opción de recorrer una ruta bien señalizada, dentro de la zona segura de una estación de esquí y sin mucho desnivel nos pareció la mejor idea. 

Mapa circuitos de Tuixent-La Vansa

En la estación de Tuixent-Lavansa tienen varias rutas para ir con raquetas de nieve, todas bastante bien marcadas con señales amarillas y que se van empalmando unas con otras para poder alargar tu excursión si lo deseas. Nuestro objetivo era llegar al punto llamado «barraca de pastor» -donde efectivamente hay una barraca – a la hora de comer, pero queríamos hacer un recorrido circular, así que nuestro primer punto de referencia fue otra barraca, la de Sangonelles, a poco menos de 3km del punto de inicio. Hasta este primer punto el camino discurre mayoritariamente por zonas boscosas y con pendientes bastante suaves. 

Vistas desde la estación de esquí de fondo de Tuixent - La Vansa

Al llegar a este primera barraca se abre un balcón con buenas vistas. A partir de aquí el camino tiene un poco más de desnivel. Así, que pasito a pasito y algo más despacio que hasta entonces, seguimos hasta nuestro objectivo: la barraca de pastor. Allí aparecen todos los excursionistas y esquiadores que no nos habíamos encontrado durante el camino. La verdad es que habíamos ido solos casi todo el rato, pero supongo que vayas por donde vayas ese es un buen punto para parar. Se trata de una pequeña cabana, cerrada por tres de los cuatro lados. En la parte de dentro hay una mesa y algunas sillas e ¡incluso una barbacoa!

Paisaje desde el interior de la barraca de pastor

Paramos para recuperar fuerzas y comer un poco. En total hemos tardado unas dos horas y media en subir, a un ritmo muy tranquilo y parando para tomar fotos. Cuando ya nos sentimos descansados y nos volvemos a poner en marcha el camino es ya todo de bajada. Primero pasamos por una zona más abierta con vistas a la Tossa Pelada – el punto más alto de la estación – y luego ya nos adentramos otra vez por las zonas de bosque. La bajada se nos hacer corta, pues bajando vamos un poco más rápido y, además, volvemos por un camino un poco más corto.  

Información práctica

Como llegar

Para llegar a la estación de esquí de fondo de Tuixent – la Vansa se tarda poco más de dos horas en coche desde Barcelona. Es factible ir y volver en un solo día aunque si prefieres quedarte a dormir por la zona, hay varias opciones de alojamiento en los pueblos de alrededor. 

Donde comer

Aunque en la misma estación de esquí hay un bar restaurante nosotros preferimos paranos en el refugio de Coll de Port, a unos 4km de la estación de esquí. Se encuentra en la misma carretera que viene desde el pueblo de Sant Llorens de Morunys, justo antes de tomar el desvío que nos llevará hasta la estación. Allí pudimos desayunar de buena mañana butifarras y panceta a la brasa con pan recién hecho. Si prefieres llevarte tus bocatas de casa, en la estación también hay una sala de pic-nic que puedes usar libremente. 

Servicios y precios

Si no tenéis el material necesario podéis alquilarlo en la misma estación. Un par de raquetas y bastones te cuestan 10 euros para todo el día y los recoges en la misma estación. Además, para utilizar los circuitos de la estación es necesario comprar un forfait – como el de las estaciones de esquí alpino pero mucho más barato. El forfait te te da acceso para todo el día y cuesta 4 euros por persona y día si vas con raquetas. Y si en lugar de caminar sólo habéis venido a ver la nieve y divertiros un rato, en la misma estación también podéis alquilar trineos. 

Vistas desde la estación de esquí de fondo de Tuixent - La Vansa

Qué debo llevar para ir con raquetas

Aunque vayamos a la nieve y tengamos que llevar ropa que abrigue, no olvides que estarás practicando actividad física y esto hará que entres en calor. Te recominedo que te vistas con varias capas, sobretodo en la parte de arriba: una camiseta fina, un jersei o un polar y una chaqueta. Usa un pantalón de montaña, que te de movilidad y se seque rápido si te mojaras;  pero no lo cubras con un pantalón impermeable, ya que no transpira y te hará sudar.

Te recomiendo que lleves unos guantes finos y, si quieres, unos de nieve para que no cojas frío cuando paréis a descansar. Y en los pies, ponte unos calcetines un poco gruesos -¡sin pasarte!- y unas botas de montaña preferiblemente con goretex o alguna otra membrana impermeable. ¡Ah! Y no olvides las gafas de sol, recuerda que con el reflejo de la nieve el sol puede llegar a quemar mucho más que en la playa. 

Como en cualquier otra excursión no dejes de llevar una mochila que te servirá para guardar la prendas que te sobren cuando empieces a entrar en calor y para llevar otras cosas básicas: agua, comida y un pequeño botiquín. Si tienes dudas sobre como prepara tu mochila, dale un vistazo a este artículo donde te contamos cómo preparar una buena mochila de montañero

Publicado en A pie, Cataluña, Destinos, Rutas y etiquetado .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *