Rincones imprescindibles del norte de Extremadura

Seguimos en nuestro viaje virtual por España. Esta vez cruzamos la península para llevaros al norte de Extremadura, en la província de Cáceres. En este post queremos hablaros de rincones, pueblecitos y oasis de naturaleza, las ciudades de Plasencia y de Cáceres las reservamos para otra ocasión.

El norte de Extremadura es una zona que la conocemos bastante, sobretodo Marc, ya que parte de su família es de allí y él también vivió unos años en la zona. Por ello, hemos viajado varias veces a Cáceres y siempre que tenemos oportunidad vamos a explorar y descubrir nuevos rincones. En este post queremos recomendaros algunos de los lugares que más nos han gustado.

Granadilla

Granadilla
calles de Granadilla

Se trata de un pueblo completamente amurallado y abandonado a orillas del pantano de Gabriel y Galán. De hecho, oficialmente fue el riesgo de inundación provocado por la construcción del propio pantano que obligó los habitantes a marcharse a mediados de los años 60, aunque finalmente no llegara a quedar inundado. Aún así, también hay que decir que gran parte de las tierras de las que vivían los habitantes del pueblo de Granadilla sí que quedaron bajo las aguas del pantano.

Años después de su abandono, el valor arquitectónico del lugar hizo que se empezara la reconstrucción. Las casas que se han rehabilitado conservan la arquitectura tradicional de la zona. Además, también se conserva la muralla y la imponente Torre del castillo. Esta última data del siglo XV y se puede visitar por dentro. La sabiduría popular dice que el nombre de Granadilla viene de la forma de la fruta del granado que tiene la muralla del pueblo y originalmente se llamaba Granada. De hecho, todo el pueblo fue proclamado, en los años 80, conjunto histórico artístico.

Un pantano con nombre de poeta

Por cierto, que Gabriel y Galán, además de dar nombre al pantano es el nombre del poeta José María Gabriel y Galán, que desarrolló su obra en castellano y en castúo, el dialecto extremeño. El poeta, nacido en la vecina província de Salamanca, vivió y murió en Guijo de Granadilla, el municipio donde se encuentra el pueblo de Granadilla y el pantano.

Embalse de Gabriel y Galán
Pantano de Gabriel y Galán

Ciudad romana de Cáparra

Seguiendo por el norte de Extremadura, la ruta nos lleva a Cáparra, donde se encuentran las ruinas de una ciudad romana. Era un núcleo amurallado de relevancia que llegó a ser un municipio en la época del emperador Vesapasiano (s.I dC)

De todo lo que se ha conservado o rescatado gracias a las campañas arqueológicas en la ciudad, destaca el arco tetrápilo de Cáparra, del siglo I dC. Se trata de una estructura que sostiene cuatro arcos de medio punto en cuatro pilares. Esta forma es tan singular que es la única estructura de estas características que se conserva en la península.

Arco de Cáparra
ciudad romana de Cáparra

Cáparra – igual que Granadilla y Plasencia- está sobre el trazado de la Via de la Plata, una antigua calzada romana que cruzava de norte a sur el oeste de la península ibérica. Permitía comunicar diferentes poblaciones que se encotnraban entre las actuales Mérida (Extremadura) y Astorga (Castilla y León). Precisamente esta buena situación en la Via de la Plata favoreció su crecimiento. Actualmente es una de las variantes del Camino de Santiago.

Las Hurdes

Esta zona del norte de Extremadura se hizo famosa por el documental de Luis Buñuel «Las Hurdes, tierra sin pan». Aunque el filme incluye algunas escenas de rigor dudoso, el aislamento y la pobreza de la zona sí que eran reales en los años de la Segunda República, y seguramente durante unas cuantas décadas después. Esto ahora podemos decir que ha cambiado y Las Hurdes ha dejado de ser una de las zonas más pobres de Extremadura, principalmente gracias al turismo.

Las Hurdes
Las Hurdes

Las Hurdes son una zona ideal para realizar excursiones por la naturaleza y visitar pueblos con encanto. Uno de los que más nos gustó fue El Gasco, desde donde hicimos una pequeña ruta de senderismo hasta la cascada del Chorro de La Meancera. En el pueblo, nos gustó ver que todavía se conservan antiguas casas hechas de piedra que actualmente se usan como corrales para cabras y ovejas.

Sierra de Gata

Otra zona ideal para hacer excursiones y rutas a pie es la sierra de Gata. Por poco que camines enseguida te rodeas de naturaleza. Además es una zona muy tranquila donde como mucho te vas a cruzar con algun pastor paseando sus cabras. Y mirad a Marc, que a gusto está echando la siesta debajo de una cascada!

Sierra de Gata

Robledillo de Gata

En la Sierra de Gata se encuentra uno de los pubelos más bonitos de Extremadura – y de España según la asociación que los agrupa: Robledillo de Gata. Se trata de un pequeño pueblo enclavado en un entorno rural y que conserva el aspecto típico de la arquitectura popular de la zona a base de pizarra, madera y barro. El pueblo está encajonado entre bancales y tiene muchos miradores y rincones en los que perderse.

San Martín de Trevejo

Otro pueblo bonito en la Sierra de Gata -y que también forma parte de la associación de los pueblos más bonitos de España – es San Martín de Trevejo. Merece mucho la pena parar y darse un paseo. Es un pueblo muy pintoresco, donde muchas casas también conservan su aspecto tradicional.

Como curiosidad, en San Martín de Trevejo se habla fala. Se trata de una lengua romance que solo se habla en tres pueblos, todos en el valle de Jálama. No sabemos cuanto lo hablarán los habitantes en su día a día pero en la calle se pueden ver los carteles que indican los nombres en castellano y en fala.

carteles en fala en San Martín de Trevejo

Hervás

Otro de los pueblos que nos gusta visitar en el norte de Extremadura es Hervás. Se trata de otro pueblo pintoresco donde es agradable pasear y perderse, sin más propósito que este. Destaca de este pueblo el barrio judío, donde se estableció la comunidad hebrea entre los siglos XIV y XV. Aunque tiene mucho encanto, este es un pueblo bastante turístico y en verano y Semana Santa suele llenarse. Así que si tienes previsto quedarte a comer o a cenar por la zona, te recomendamos que reserves mesa.

Hervás

Valle del Jerte

No creo que os descubramos nada nuevo si os recomendamos visitar los cerezos en flor del valle del Jerte. Aún así, os lo recomendamos: Id! La verdad es que es un espectáculo ver todos los árboles cubiertos del blanco de las flores. Aunque el momento de la floración cambia según las condiciones meteorológicas de cada año, suele empezar a principios de la primavera y una vez empieza dura entre 10 y 15 días en su máximo esplendor.

Valle del Jerte

Los pilones

Además del atractivo de los cerezos en flor, en el Valle del Jerte también os recomendamos visitar las piscinas naturales de los pilones, en la Garganta de los infiernos. Aunque no haga calor para bañarse, también merece la pena hacer el paseo que llega hasta allí.

Los Pilones - Graganta de los Infiernos
Los Pilones – Graganta de los Infiernos

Volveremos

En el norte de Extremadura también merece la pena destacar Plasencia y Cáceres pero como ya os hemos comentado preferimos reservarlas para otra ocasión y así poderos hablar más a fondo de ellas. También nos queda pendiente poderos hablar de otras zonas que tenemos muchas ganas de explorar, como el parque nacional de Monfragüe o el precioso valle de la Vera.

Publicado en Destinos, España, Extremadura y etiquetado , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *