Isla de Flores, los cinco imprescindibles

La Isla de Flores, en el archipiélago portugués de las Azores, se convirtió enseguida en nuestra isla favorita. Llegamos desde la isla de Terceira en un avión de helices. Nada más salir del aeropuerto fue una sorpresa darnos cuenta que podíamos llegar al primer pueblo andando menos de cinco minutos. Parece increíble: ni aerobus, ni taxis, ni nada… Esto ya nos dió la primera medida de lo pequeña que es la isla.

En Santa Cruz das Flores, que es donde hay el aeropouerto, hicimos nuestro primer gran descubrimiento de las islas Azores: los cámpings gratis. Si ¡gratis! En muchos pueblos de las Azores, y por lo que vimos especialmente en las islas pequeñas, los ayuntamientos habilitan zonas de acampada con todos sus servicios -¡barbacoas con leña y área de picnic incluidas!– para los tursitas. En la isla de Flores concretamente localizamos tres: uno en Santa Cruz das Flores – y recién estrenado en verano del 2018 – otro en Fajã Grande y otro más pequeñito pero muy bien apañado en Ponta Delgada.

Si la primera impresión de la isla de Flores fue buena lo que vino después fue todavía mejor. Nos enamoramos de esta isla por su agua – que no por sus playas – por sus paisajes y por su vegetación. No tenemos experiencia en latitudes tropicales pero sin duda la exhuberancia de esta isla atlántica nos cautivó. Para descubrirla hemos preparado este post donde os contamos los cinco lugares que más nos gustaron. Además os damos algunos consejos por si queréis seguir nuestros pasos.

Poço Ribeira do Ferreiro

Aunque lo visitamos el último día hemos puesto el poço Ribeira do Ferreiro en primer lugar porqué sin duda fue el paisaje más espectacular que vimos en las islas Azores. Llegas por un camino que sale desde la carretera. No tardarás más de 15 o 20 minutos andando y cuando llegas de repente te encuentras con una gran pared verde, cubierta de vegetación y llena de cascadas. Nos quedamos sin palabras.

Poço Ribeira do Ferreiro , Flores Island, Açores, Portugal

De Ponta Delgada a Fajã Grande a pié y el islote de Monchique

Ya os contamos en nuestro primer post sobre las islas Azores que andar es una opción fácil y económica para descubrir las islas. Además, el gobierno regional de las Azores tiene una red de senderos muy cuidada y extensa que puedes consultar a través de esta web. Pues bien, en el caso de la isal de Flores andar no sólo es una buena opción sino que es una de las únicas que tienes para descubrir la parte noroeste de la isla. La otra opción sería desde el mar, en barco. El terreno es tan escarpado que en esa parte no hay carreteras ni pueblos, solo un sendero con vistas espectaculares y repletos de vegetación. La verdad es que viendo la orografia hasta teníamos miedo que fuera demasiado difícil o no apto para quién tiene vértigo. Pero nada de esto, parando a descansar de vez en cuando para recuperar el aire se puede hacer sin problemas.

Flores Caminada Ponta Delgada a Faja Grande, Flores Island, Açores, Portugal

Se trata del sendero PR1 de Flores que sale desde el pueblo de Ponta Delgada. A Ponta Delgada puedes llegar en bus desde Santa Cruz das Flores. En este enlace podrás ver los horarios de la compañía que opera en la isla. Nosotros hicimos la ruta solo de ida y nos quedamos a dormir en Fajã Grande: volver a hacer el mismo camino de vuelta no nos apetecía y los horarios de autobús para regresar por la tarde desde Fajã Grande hacia Santa Cruz das Flores no nos acababan de cuadrar. Pero aunque hagas la excursión en un solo sentido, piensa que te tomará unas cinco horas, contando que querrás parar un montón de veces a sacar fotos de los paisajes espectaculares y a descansar. Cuando llegamos a Fajã Grande nos alegramos mucho de haber decidido pasar allí la noche: nos encantó.

Caminada Ponta Delgada a Faja Grande, Flores Island, Açores, Portugal

Durante el recorrido a pie también se avista, desde lo alto, el islote de Monchique. Es muy famoso y luego vimos que también ofrecen excursiones en barco para verlo de cerca pero, sinceramente, con lo que vimos mientras caminábamaos nos pareció suficiente.

Fajã Grande y  Poço do Bacalhau

Llegar a Fajã Grande fue como llegar un pequeño paraíso. Estábamos exhaustos después de caminar durante unas cinco horas por el sendero que une Ponta Delgada y Faja Grande con las mochilas de todo el viaje a cuestas pero nos recibieron las grandes cascadas que hay en la entrada del pueblo. Solo por esto ya habría valido la pena, pero la verdad es que todo el recorrido fué un espectáculo de naturaleza y buenas vistas.

Caminada Ponta Delgada a Faja Grande, Flores Island, Açores, Portugal

Nosotros fuimos un poco cabezones y al llegar al pueblo nos obsesionamos en encontrar, primero de todo, la zona de acampada. Más tarde nos dimos cuenta que habría sido mucho mejor pararnos a refrescarnos en la zona de baño que hay justo enfrente del bar Papadiamandis. No os esperéis una playa, no lo es: se trata solamente de un acceso habilitado al mar- gracias a una buena capa de cemento principalmente. Aún así, merece la pena ya que una vez dentro, el agua está muy limpia y és muy fácil observar toda la vida marina que hay.

Arquitectónicamente el pueblo de Fajã Grande no tiene nada especial. Es un pueblito pequeño, casas bajas, ambiente rural… Pero lo que realmente sorprende de este lugar es la belleza de la naturaleza que lo rodea. Uno de los rincones más espectaculares es seguramente el Poço do Bacalhau, una poza donde el agua cae desde gran altura y donde sin dudarlo nos metimos dentro para refrescarnos. A esta poza se llega a pie desde un camino que sale al lado de la carretera, muy bien señalizado. No hay que andar más de 10 minutos.

Faja Grande, Flores Island, Açores, Portugal

Desde Fajã Grande también se puede llegar andando al mirador de las Lagunas siguiendo el sendero 3 de la isla de Flores. La particularidad de este camino son sobretodo las vistas, que son espectaculares. El camino va elevandose por detrás del pueblo y vas tomando altura alcanzando a ver, cada vez, un cacho más grande de la isla. Si todavía te quedan fuerzas después de la gran caminata de Ponta Delgada ¡anímate! merece la pena.

Mirador de la Rocha dos Bordões

La Rocha dos Bordões es una formación geológica muy característica por las grandes columnas de basalto, fáciles de identificar desde el mirador que se encuentra justo al lado de la carretera. Estas columnas se formaron dentro de un volcán pero con el paso de los años -¡miles de años!- todos los materiales que estaban a su alrededor fueron erosionándose hasta dejar a la vista lo que se puede ver actualmente. Vale la pena pararse a observarlo ya que es una formación única en las islas Azores. Además, desde el mirador de la Rocha dos Bordões también hay buenas vistas de la costa.

Miradouro Rocha dos Bordões, Flores Island, Açores, Portugal

El museo de Flores

Si más allá de la naturaleza, las excursiones y el mar te interesa conocer cómo se vivía antes en un lugar tan remoto como las islas Azores, sin duda debes visitar el museo de Flores que se encuentra en Santa Cruz das Flores. Es sorprendente darse cuenta de como la vida de esta isla estaba atada a la pesca de la ballena y a la producción de lácticos y derivados de la ganadería, sobretodo bovina. El museo también explica como influyeron los ataques piratas en la vida isleña y recoge el legado de los habitantes más destacados de la isla de Flores.

Santa Cruz Das Flores, Flores Island, Açores, Portugal
Publicado en Destinos, Islas Azores, Portugal y etiquetado , .

5 Comentarios

  1. Pingback: Guía práctica: Prepara tu viaje a las Azores – Viajes con Kapuscinski

  2. ¡Hola!
    Me ha parecido muy interesante y útil tu post sobre Flores. Lo cierto es que planeo ir este verano y no encuentro informacion acerca de las zonas de acampada gratuita. Sería muy útil para mí si pudieras decirme cómo es el funcionamiento de estos lugares y si tienen algún tipo de web donde contactarles. Muchas gracias de antemano 😊

    • Hola, Sara!!
      Que bien que te haya gustado nuestro post 🙂
      Pues la verdad es que no tenemos ningún contacto de las zonas de acampada. Esto nos generaba un poco de inquietud antes de viajar pero una vez allí nos dimos cuenta que es la forma de funcionar: la gente llega, monta su tienda de acampada y en algun momento pasa un empleado para anotar los datos de los nuevos acampados.
      Suelen ser zonas gestionadas por los propios ayuntamientos y estan muy bien cuidadas. La más nueva es la de Santa Cruz das Flores pero el lugar más mágico es Faja Grande.
      Si tienes cualquier otra duda no te cortes en preguntar! 😉 En la medida que podamos te respondemos!!

  3. Hola! Muy buen post :). Estoy pensando en visitar Flores, pero no alquilaría coche. Mi intención es moverme andando o en transporte público. Es mucho inconveniente? Cuantos días son necesarios para, ver la isla?

    • Hola Dulema! Nosotros combinamos un día con coche alquilado y el resto andando y en transporte público. Si decides no alquilar coche se puede hacer igual lo único que hay algunos sitios como el Poço Ribeira do Ferreiro o el Mirador de la Rocha dos Bordões donde es mucho más difícil llegar. Nosotros visitamos la isla en unos tres días y medio, si además decides visitar la isla de Corvo – que está muy cerquita – súmale otro día. Te dejo aquí un enlace por si quieres más información sobre Corvo http://www.unviajedelibros.com/corvo-descubre-un-pariso-verde-a-pie/
      Cuando vuelvas de Flores pásate de nuevo y cuéntanos qué tal ha sido tu experiencia 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *